MI PRIMER QUIET BOOK (POR MARTA NOGALES CID)

Por | Historietas bajo Paraguas Deja un Comentario
Hola chicos, buenos días!

QUIET BOOK

Es increíble la creatividad que tienen algunas personas, la capacidad de hacer cosas maravillosas. 
Hoy os quiero presentar a una amiga, Marta Nogales Cid, una chica emprendedora, a la que no se le pone nada por delante, que siempre está formándose y creando.
Estudió su carrera universitaria en la Universidad de Sevilla, y es Gerente y Formadora en su Centro de Ocio de Gerena, NovalArte, S.C.  
Marta es mamá de dos niños que son su vida y la han motivado a dar rienda suelta a su lado más creativo. Disfruta de forma intensa y emocionante la maternidad y cree en la necesidad de potenciar en los niños la curiosidad y su deseo innato de exploración, descubrimiento y creación, siempre desde una perspectiva positiva y divertida.

Marta Nogales Cid, la creadora



Como ya os la he presentado, os dejo la entrada que ella misma ha escrito, en la que nos explica cómo se hace un Quiet Book, lo que en inglés se llama un "libro tranquilo", con el que los peques se concentran, tocan, aprietan, experimentan, colocan, sacan, atan, y un sin fin de posibilidades más.

¡Mil gracias Marta, tu explicación de hoy no nos dejará indiferente!



MI PRIMER QUIET BOOK

La primera vez que vi un Quiet Book lo tuve claro, tenía que hacer uno! Los materiales, los tenía o eran fáciles de conseguir, las ideas, me brotaban por doquier… sólo necesitaba TIEMPO.

Elegí como ocasión el segundo cumpleaños de mi sobrino y, con la mente ya puesta en el destinatario, todo surgía de manera más fácil y natural, era como las piezas de un puzle que, al encontrar la primera, las demás iban surgiendo solas.

Revisé todo mi equipo:

  • Telas de Fieltro 

  • Tijeras

  • Pistola de silicona caliente y sus correspondientes “barritas”

  • Reglas

  • Lápices, rotuladores, cuaderno para bocetos y plantillas

  • Hilos, agujas, dedal

  • Máquina de coser, a punto y engrasada… 



Ya estaba lista para empezar!!!



Lo primero que hice fue un boceto de cada página que contendría mi libro, ideé el tamaño de la misma, pensé en cómo irían unidas las distintas caras de las páginas, qué contenido educativo mínimo quería incluir… para un niño de dos años: algunas letras (las de su nombre estarían bien), algunos números, los colores que estarían por todas partes, formas geométricas, elementos para contar, animales, partes del cuerpo, cremallera para subir y bajar,… ufff, me iban a caber taaaantas cosas?



Poco a poco fui dándole forma y sí, tantas cosas tuvieron cabida en mi primer Quiet Book, y he de reconocer que más aún de lo que hubiera imaginado.


La portada estaba llena de detalles y distintos materiales y texturas. La base, como en todo el libro, el fieltro, en este caso azul, su color favorito y el tema elegido, uno para que pudiese dejar volar su pequeña-gran imaginación, “El Espacio”. Un pequeño astronauta flotando en el firmamento, acompañado de un verde amigo extraterrestre montado en un pequeño planeta y rodeado de estrellas de plástico, para lo que aproveché unos snaps (que me encantan). Como encabezado su nombre, en goma eva, para que pudiese “tocar” otro material diferente.
 Y es que en este tipo de libros es fundamental el sentido del tacto junto con el de la vista, claro está.
QUIET BOOK ASTRONAUTA



En las siguientes páginas:

· Un árbol con unas manzanas rojas y una cesta donde recogerlas. Esto le serviría para contar, para aprender a guardar unos objetos dentro de otros, para conocer el concepto de arriba (las manzanas están en el árbol), abajo (las manzanas se caen al suelo), dentro (las manzanas están en la cesta) o fuera… y contar cuántas quedan en el árbol, cuántas están dentro de la cesta, cuántas se han caído porque están maduras… infinidad de partido que se le puede sacar jugando con el pequeño y echándole un poco de imaginación. Arriba se puede apreciar un broche o snap del mismo color que la página, es un bolsillo oculto donde están las formas geométricas para la siguiente página y este mismo broche, por detrás, es decir, por la portada, es una estrella verde… cuidando los pequeños detalles para que todo quede en armonía.

QUIET BOOK MANZANAS Y FORMAS

· Lo siguiente, las formas geométricas más básicas donde aprender además otros colores no tan básicos: círculo, triángulo, cuadrado, rectángulo y corazón. Un sencillo juego de asociación al que se le puede sacar también bastante jugo.

· Después, la puerta de una granja, con una cerradura culminada con un broche y detrás de la que se encuentran MARIONETAS DE DEDOS, un cerdito, una vaca, un pollito y un pequeño gato componen esta familia que le permitirá imaginar cualquier escena para representar.

QUIET BOOK MARIONETAS DE DEDOS
· No podía faltar una zapatilla a la que atar un cordón! Me parecía de gran utilidad y aunque aún es pequeño para ello, algún día le podría venir de maravilla!

QUIET BOOK MARIONETAS DE DEDOS Y ZAPATILLA


· Otro que me parecía imprescindible: un Sr. Patata pero… tenía que pensar en dónde guardar todas sus partes … y entonces lo encontré! Quería que en el libro estuviera presente la “cremallera”, un básico también muy necesario para la vida cotidiana, así que lo incluí como elemento en la página anterior… la boca de un temible o adorable dragón! Que no escupía fuego, sino... al Sr. Patata poquito a poco (ojos, narizota, boca sonriente, bigote, orejas, brazos, sombrero y zapatos, todo tiene cabida en este imaginativo bolsillo).

QUIET BOOK SEÑOR PATATA 
·
QUIET BOOK SEÑOR PATATA 1
 Y como le encantan los coches y hacerlos circular… UNA CARRETERA a doble página, donde me consta que se pasa los ratos paseando sus pequeños coches y motos y parando a repostar en su gasolinera, o a visitar a su abuela en la casa de al lado… Todo puede ocurrir si dejamos volar la imaginación en un libro como este.

QUIET BOOK CARRETERA
· Y para terminar, como contraportada, los cinco primeros números de distintos colores… puede aprender a identificarlos, repasarlos con el dedo, decir cuál es el mayor o el menor… 



QUIET BOOK NÚMEROS

Y lo mejor de todo esto es que ofrece la posibilidad de jugar por todo el libro en inglés, francés, … (ruso, alemán, italiano, chino… esto ya va a depender del adulto que juegue con él, porque yo de los dos primeros y el español, no pasaría, jejeje).



Todo un mundo de posibilidades que se pueden incluir, mucho trabajo y tiempo dediqué a elaborarlo, mucho cariño puesto en cada puntada, cada plantilla que dibujé para sacar los diseños, cada broche que coloqué… pero mereció la pena por verle la carita y saber lo que juega junto con su prima, a la que le encanta compartir este juego con él. Y LO MEJOR, NO TUVO UN REGALO MÁS ORIGINAL!


Me he quedado impresionada con el trabajo de Marta, la verdad es que como ella bien dice, no puede ser más educativo y original. Mi amiga los hace por encargo, os indico la dirección de su @mail por si queréis poneros en contacto con ella, martanogalescid@hotmail.com
A partir del mes de septiembre, además del curso que se imparte en su Centro desde 2013 de Corte y Confección, llevará a cabo un taller de manualidades que seguro que es de lo más interesante y creativo así que si os queréis apuntar, no dudéis en poneros en contacto con ella.


Tengo que decir que he disfrutado mucho haciendo esta entrada, me encanta la gente valiente que hace cosas, ¡sobretodo si son tan originales!


Mil besos a todos, felíz fin de semana, os deseo que lo disfrutéis en la playa, en la piscina, o en casa descansando, de la manera que más os guste pero, 

¡Splash, a disfrutar!


0 comentarios :

Publicar un comentario