INFUSIÓN NATURAL PARA LA GRIPE

Por | Historietas bajo Paraguas Deja un Comentario
Hola buenas tardes,
Estamos teniendo unas temperaturas muy frías, características de la época en la que nos encontramos, y por consiguiente, mucha gente de la que conozco, entre las que me incluyo (y a mi familia también), estamos pasando un resfriado acompañado de mucosidad, tos y fiebre.
El tratamiento para ello son mucolíticos, analgésicos y descanso...pero yo soy mucho de los remedios y productos naturales.
Cuando estaba embarazada (el año pasado por estas fechas), también pasé una gripe, y los medicamentos que podía tomar no pasaban del paracetamol. Tomé la infusión que hoy os digo, unas tres veces diarias, y en cuatro días el resfriado desapareció, pero desde el primero me sentí menos cansada, con mucha energía y cada vez menos congestionada.
Y creo que el secreto radica en la combinación de ingredientes, ricos en propiedades antibióticas, curativas e antiinflamatorias (siempre y cuando cada uno de los ingredientes no lo tengáis contraindicados).
La miel calma el dolor de garganta y la tos, afecciones muy comunes cuando estamos resfriados, tiene efectos antimicrobianos y antivirales y ayuda a aumentar nuestras defensas.
El limón es rico en vitamina c, tiene excelentes propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias y contribuye a reforzar nuestro sistema inmunitario.
El ajo es el antibiótico por excelencia y está muy indicado para combatir bacterias y virus.
La cúrcuma es una especia a la que se le atribuyen propiedades milagrosas, contiene curcumina, que tiene una gran acción antibronquial y antiinflamatoria.
La canela en rama también tiene propiedades antiinflamatorias.
La preparación de ésta infusión os la explico a continuación.

INFUSIÓN NATURAL PARA LA GRIPE

Los ingredientes son muy básicos:
Agua
1 zumo de un limón.
3 dientes de ajo pelados y rajados.
3 cucharadas de miel
1 rama de canela
Media cucharadita de cúrcuma.
Cómo se prepara:
Llenamos un vaso con agua, y añadimos los tres dientes de ajo pelados y rajados y una rama de canela. Calentamos en un recipiente sin dejar que hierva, unos cinco minutos a fuego bajo para que el ajo vaya desprendiendo su esencia. Una vez lo retiramos sacamos los ajos y la rama de canela y  añadimos el zumo del limón (nunca herviremos el agua ni calentaremos el zumo ya que al ser un ácido puede ser perjudicial para nuestras mucosas al beberlo).
Por otro lado mezclamos las tres cucharadas de miel con la media de cúrcuma y posteriormente lo añadimos al agua con el limón.
Se aconseja tomarlo templado.

Aunque así contado parezca muy largo se hace en ocho minutos y es muy efectivo (comprobado por mí y por mi familia y amigos, quienes también recurren a este remedio ayurvédico)
(Por supuesto que es un complemento, en ningún caso sustituye un medicamento, y siempre se recomienda la visita al médico para tratar cualquier enfermedad).

InShot_20171206_115239309 (2).jpg
FOTO
Espero que tengáis feliz día.

Guadalupe Dorado.

0 comentarios :

Publicar un comentario