MAPPING, GALLETAS Y ROSCONES

Por | Historietas bajo Paraguas Deja un Comentario

Hola a todos, ¡Feliz Año Nuevo!


Espero que hayáis pasado unas fiestas entrañables, con todos vuestros amigos y familia. Para nosotros han sido muy importantes porque hemos podido disfrutar junto a Antonio su primera Navidad!




















Este año hemos puesto un árbol natural, fuimos al vivero y, aunque nos costó elegir entre todos los que habían, decidimos seguir los consejos de la chica que nos atendió y comprar el Pinsapo, una variedad de abeto que es más duradero y que podemos sembrar una vez haya cumplido su función navideña. Lo hemos montado a una altura considerable donde Antonio no pudiese alcanzar las luces y bolas que tanto le llaman la atención, y lo hemos adornado con una decoración inspirada en el bosque y con mucho color rojo, para mí, el color oficial de la Navidad; las bolas y decoraciones de fieltro que compré el año pasado en Zara Home , los abetos pequeñitos, las cajas de madera, las flores de pascua, las piñas y las guirnalda -que he confeccionado yo misma utilizando tartán, lana roja y fieltro blanco para las letras "FELIZ NAVIDAD"- la cual colocamos de un lado a otro del árbol quedándonos bastante original.

La combinación rojo+ verde+ madera+piña me encanta.



También nos acompañó Rizo, el erizo de peluche tan simpático que compré a Antonio en Ikea y que llama mucho su atención.
Encima de la chimenea coloqué un nacimiento de espejos muy original que me regaló mi suegra el año pasado y que he acompañado de dos candelabros en plata con adornados con flores rojas.













En otro rincón de la casa he puesto un abeto pequeñito hecho con palitos y purpurina adornado con piñas  y un nacimiento que puse dentro de un frasco de cristal. Me gustó mucho como quedó acompañado de unas velas.
La verdad es que ha quedado una decoración muy alegre.


 


El día 27 de Diciembre estuvimos en una Zambomba muy divertida en "Casa López", los pasamos muy bien.
Un coro de Campanilleros cantó varios Villancicos, y hasta rumbas y sevillanas, la gente se animó y Antonio, que le encanta la música, se divirtió en grande, estaba atento y de vez en cuando, tocaba las palmas, todo un personaje. La verdad es que fue muy buena idea esta, todos teníamos ganas de pasarlo bien.



En estas fechas he aprovechado también para hacer galletas. Y es que en Navidad hay que decorar, cantar villancicos y "hay que hacer galletas", es lo típico. Me han encantado como han quedado este año. Las he hecho rectangulares, siguiendo una receta de galletas de mantequilla que os indico abajo, y las he adornado con papel de azúcar que he comprado aquí.



Podéis ver que han resultado muy bonitas, daba pena comérselas. He hecho nueve galletones y dieciocho galletitas pequeñas ( me sobró bastante masa que he horneado sin decorar y estaban riquísimas también) las he metido dentro de  bolsitas de celofán que he atado con cuerda blanca y roja y las he dado como un detalle más junto con los regalos de Reyes. A todos les ha llamado bastante la atención cuando las han visto junto a sus regalos.


La receta que he utilizado es ésta:


GALLETAS DE MANTEQUILLA

INGREDIENTES: (cantidades para 35 ó 40 galletas)

250 gr. mantequilla a temperatura ambiente 
250 gr. azúcar glass
1 huevo a temperatura ambiente 
650 gr. harina tamizada 
1 chorrito de leche para ligar la masa 
Aroma de vainilla.

Para la decoración:

Papel de azúcar
Miel
Fondant (es opcional, esta vez yo no lo he utilizado)


PREPARACIÓN, (la he hecho con la thermomix):

Con la pala, batir la mantequilla a velocidad 3 durante por lo menos 1 minuto. Parar la máquina y bajar con una espátula lo que haya en las paredes y haya quedado en la pala y batir a la misma velocidad durante otro minuto. 
Cuando veamos que la mantequilla tienen una textura suave, bajar la máquina a velocidad 1, e ir incorporando despacio el azúcar tamizada a cucharadas. Cuando el azúcar se integre, volver a subir a la velocidad 3. 
A lo mejor tenemos que para la máquina en un par de ocasiones para bajar los que quede pegado en el vaso, pero el batido no deberá durar más de tres minutos. Pasado este tiempo la mantequilla habrá aumentado ligeramente su volumen, y tendrá una textura esponjosa. 
En este momento pararemos la máquina y le añadiremos el aroma de vainilla y el huevo ligeramente batido y a velocidad 1 batiremos hasta que se integre todo. Pararemos la máquina para bajar lo que haya quedado en las paredes. 
Comenzaremos a añadir la harina a cucharadas, a la velocidad más baja posible y de la misma manera que incorporamos el azúcar, sin parar la máquina pero despacito. Cuando estemos llegando casi al final de la harina, la masa comenzará a “desmigarse”. En este momento incorporaremos un chorrito de leche y batiremos de nuevo hasta que se haya ligado la masa, formando una bola y se haya despegado de las pareces del bol .Cuando digo "chorrito" me refiero a tres cucharadas soperas, aunque a veces le he echado menos, y otras más. Si nos pasamos con el “chorrito” y nos queda muy húmeda echarle un poco más de harina, pero lo ideal es ir echando la leche muy poco a poco. 
Cuando hayamos conseguido una masa uniforme, colocamos sobre la encimera un papel de hornear y sobre él la masa de las galletas. Le daremos a la masa forma redonda y chata y la cortaremos en cuatro trozos iguales. La masa deberá estar pringosa (debido a la mantequilla)… pero no pegajosa 
Reservamos tres trozos, y nos quedamos con uno de los trozos y con las manos le damos forma rectangular. Colocamos otro papel de hornear encima y estiramos la masa con un rodillo. Yo utilizo un rodillo de silicona que tiene una gomitas a los lados y que sirven para conseguir que la masa, en toda su superficie tenga un grosor uniforme. Cuando consigamos el grosor deseado, guardamos esta masa en la nevera entre los dos papeles de hornear, y procedemos de la misma manera con los tres trozos restantes. 
La masa debe dejar enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas.Debemos colocarla de tal manera que no coja ninguna arruga ni se doble, y siempre el trozo más grande en la parte inferior. Lo ideal sería que nos cupiera la bandeja de hornear en la nevera y podemos meter los cuatro trozos uno sobre otro.

A mí me gusta dejar la masa en la nevera de un día para otro (la he llegado a dejar dos días) primero, porque así no me parece tanto trabajo, y porque me parece que la consistencia de la masa es mucho mejor. Cuando la voy a utilizar, al haberla estirado, la puedo usar directamente de la nevera, es decir, que solo le tengo que para el rodillo por encima una o dos veces, por si la masa hubiera perdido un poco la forma, y empiezo a cortar las galletas.
Retiro el papel de la parte superior y cortamos las galletas con un cortador. Las colocamos todas las galletas del mismo tamaño sobre la bandeja de hornear, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Con esta receta, encuentro que la mayoría de las veces la galleta se pega al cortador y se levanta fácilmente. Pero si no es así, cortamos la mayor cantidad de galletas posibles y retiramos los recortes. Con la espátula especial para galletas, o bien con la mano ( si la masa está bien fría) podremos colocar directamente las galletas sobre la bandeja de hornear. Esta receta al no llevar ningún tipo de levadura, la galleta no se extiende mucho, pero hay que dejar un par de centímetros de separación entre galleta y galleta. No es necesario colocar papel de hornear en la bandeja de las galletas, tan pronto las saquemos del horno, y cuando todavía están calientes, las despegamos suavemente de la bandeja y las dejamos reposar durante 5 minutos ya no se pegaran . Nos parecerá que están un poco blandas, pero endurecerán al enfriar.
Los recortes sobrantes, los uniremos, estiraremos entre dos papeles, y enfriamos en la nevera por lo menos 15 minutos. Estos recortes los podremos utilizar unas tres veces más, pero la textura de la galleta no será la misma.También afectará a la superficie de la galleta, que no quedará tan lisa, como las galletas que cortamos de una masa estirada solo 1 vez.

La bandeja de galletas ya cortadas la debemos de meter de nuevo a enfriar, a dejarlas 15 minutos en nevera o 10 minutos en el congelador. Este paso es “obligatorio” ya que sino las galletas perderán la forma.
Precalentar el horno a 180º e introducir la bandeja de hornear durante un mínimo de 10 minutos . Este es el tiempo de cocción en teoría, pero eso depende del tamaño de las galletas. Hay que tener en cuenta que todas las galletas que coloquemos en la bandeja deberán ser del mismo tamaño, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Lo ideal para las galletas normales, que son de una media de 10 cm, son 18 minutos de horneado. Pasados 15 minutos hay que estar muy pendiente ya que 1 minuto más o menos puede ser la diferencia entre una galleta perfectamente horneada y una galleta quemada.
Cuando las saquemos del horno hay que tener en cuenta que las galletas se siguen tostando, por eso, si nos quedan un poco claritas, las podemos dejar enfriar sobre la misma bandeja, sino, con que las dejemos reposar cinco minutos, ya la podremos mover (yo utilizo una espátula de silicona) a enfriar a una rejilla.

Personalmente me gusta dejarlas enfriar unas dos horas antes de decorarlas o congelarlas. 

Se pueden congelar las galletas recién horneadas y frías en tappers herméticos entre hojas de papel de hornear, durante tres semanas. Cuando las vayamos a utilizar las ponemos directamente sobre las rejillas, a temperatura ambiente durante al menos dos horas antes de decorarlas.


Las galletas decoradas no se deben congelar.

Decoración de las galletas:
  • Si vamos a utilizar fondant, lo estiramos con ayuda de un rodillo y cuando obtengamos el grosor deseado, lo cortaremos con el mismo cortador que utilizamos para darle forma a las galletas. Pegamos el fondant a la galleta humedeciéndolo ligeramente con agua y con ayuda de un pincel.
  • Ahora vamos a pegar nuestra imagen de papel de azúcar sobre la galleta directamente o sobre el fondant, en el caso de haber elegido esta opción. Para ello y con ayuda de otro pincel, untamos ligeramente con un poco de miel  el revés del papel de azúcar que vayamos a utilizar y lo pegamos a la galleta o al fondant que pusimos previamente; ya tienes listas tus galletas navideñas en dos sencillos pasos.
Esta masa es muy buena para las galletas que se van a decorar en general, aguantan bien. Si preferís podéis adornar con glasa, chocolate...

¿ A que han quedado bonitas?

También hemos tenido tiempo para hacer deporte, no todo van a ser galletas y mazapanes ¿no?. El día 31 de Diciembre corrimos la San Silvestre sevillana Naranjito (López) y Campanilla (yo).

El disfraz de López era totalmente hecho a mano, "handmade", con fieltro, cartón, y mucha imaginación. La verdad es que es todo un manitas, ¡ganó el premio al mejor disfraz!



¡Enhorabuena López, lo merecías!

Mi disfraz no se aprecia bien, era muy gracioso pero yo lo compré, tenía poco tiempo para hacerlo. Íbamos tres, mi suegra y una amiga, Lola, pero se fueron "volando" y no pudimos hacernos fotos.
La verdad es que no encuentro mejor manera de despedir el Año. Lo pasamos genial.

Y volviendo a los dulces, no podía faltar para cerrar nuestras artes resposteras hacer, aunque no es difícil, el complicado Roscón de Reyes, el protagonista por antonomasia de la primera semana del nuevo año, y para ello hemos contado con quién, cada año se mejora en ello, mi hermano José Manuel.




Hemos montado un taller de repostería en la cocina del Restaurante de López, Casa López,  Pasamos una tarde estupenda entre harina, huevos, levadura y un sin fin de ingredientes y entre todos losgramos hacer seis. Ha sido una experiencia buenísima que repetiremos sin duda y a la que, ya me consta, se apuntarán más gente en el año próximo.




Las fotos hablan por sí sola, estaban exquisitos. Es un trabajo entretenido y delicado, ahora puedo valorar la ardua labor de los pasteleros que en ésta época se afanan en este menester.















Durante estas fechas en Sevilla han habido bastantes mercadillos, actividades y espectáculos que nos han hecho pasar unos días divertidos y entretenidos. Entre ésto destaco la proyección en la fachada trasera del Ayuntamiento, justo en la Plaza de San Francisco, lo que aquí conocemos como el "Mapping". Este año se ha titulado "Sueños de Agua" y contaba los diferentes episodios de los sueños de una niña, Estrella; para ello han utilizado varios efectos especiales que le han aportado una espectaculariad que por un momento nos han hecho vivir unos minutos mágicos. Y, como logré captar en la foto, Estrella volaba con un paraguas, sus historietas transcurrían bajo paraguas





Podéis ver el Mapping 'Sueños de Agua' completo aquí

Aquí os he enseñado un poquito de cómo hemos vivido la Navidad este año, hemos hecho un poco de todo, tranquilas pero intensas. Perdonadme que no haya escrito antes pero he estado un poco liada, - con un peque... ya me diréis-. Ahora sí, con las pilas cargadas y muchas ganas de hacer cositas que ya os iré contando.


¡FELIZ MIÉRCOLES!











0 comentarios :

Publicar un comentario